miércoles, octubre 14, 2015

SANTOÑA Y SU PALACIO BARROCO: 4 ARTÍCULOS EN DEFENSA DEL HOSPITAL MILITAR

Recogemos a continuación los cuatro artículos que en defensa del Hospital Militar santoñés ha firmado José Fernández, Coronel del Ejército de Tierra. Muchas gracias y enhorabuena por su arrojo en la defensa del edificio.


artículo 1
EL HOSPITAL MILITAR DE SANTOÑA: CADA PIEDRA, UNA HISTORIA


En el Antiguo Hospital Militar de Santoña existen valores de todo tipo (culturales, técnicos, sentimentales, históricos...) que engrandecen el poco o mucho valor (técnico, artístico, urbanístico, constructivo) de las piedras de TODO el edificio. Tres botones de muestra, además de las muchas expuestas por BVS, que están entre sus paredes: 

-El General Ángel Ramos (1904-1996) publica el Diario de su vida militar y fue destinado a la Farmacia Militar de Chafarinas en los años veinte del siglo pasado y relata: " Por aquella farmacia pasaron la flor y nata de la oficialidad farmacéutica de un siglo. Primeramente fue presidio mayor, el lugar posteriormente fue destinado a Hospital. En un papel pergamino estaban todos los farmacéuticos que prestaron servicio, con la fecha de incorporación y el cese. Entre ellos estaba Don Ladislao Nieto Camino, el General que estaba en mi fecha de ingreso." Pues bien, en 1899 el General Nieto estuvo como Farmaceútico Primero en el Hospital Militar de Santoña.

-José Ramón Almazán Jorcano, (1882-1956). Sacerdote natural de Odón (Teruel) que destacó por su obra poética, autor de varias publicaciones religiosas y habitual colaborador de diversas gacetas cristianas. De 1924 a 1928 estuvo en el Hospital Militar de Santoña como Capellán Castrense. De entonces, hay una foto en el jardín delantero del Hospital con el cuadro directivo y ejecutivo y un cartel al fondo, sobre el dintel de la puerta que pone "Hospital Militar". 

-En 1921, año del Desastre de Annual, fue destinado a Melilla como Jefe del Equipo Médico nº 5 el Comandante Médico D. Eduardo Sánchez-Vega Malo del Hospital Militar de Santoña que años después sería Director del Hospital Militar de Carabanchel.

Un médico, un farmaceútico y un capellán para ilustrar el valor de la Historia. Sólo unos ejemplos, y no los más importantes, para significar parte de la vida de un Bien de Interés Cultural, que debe defenderse en su integridad. Un edificio es patrimonio arquitectónico cuando posee un valor cultural, un valor técnico, un valor sentimental, urbanístico, histórico y un valor artístico. La calidad del patrimonio no está ligada al coste de la obra, más bien a la importancia que posea en los valores citados.

Un inmueble declarado Bien de Interés Cultural es inseparable de su entorno. (Art.18 de la Ley 16/1985, de 25 de Junio del Patrimonio Histórico Español (BOE de 29 de Junio de 1985).


(imagen: publicación Monte Buciero, Ayto de Santoña)

viernes, octubre 09, 2015

10 hitos naturales-culturales del Monte Buciero

El monte de Santoña ofrece una acumulación sorprendente de lugares de interés natural o cultural. En este artículo salen a relucir diez de ellos.



Cueva del Sorbal.

No conocemos su denominación popular, si es que la tiene. Se sitúa en la pared de roca abierta por la cantera de Quintana, o del Sorbal.
Es una cavidad de iniciales reducidas dimensiones formada por una entrada angosta que te obliga a entrar a rastras, sobre un suelo formado por una capa de deposiciones de cabra. Superada la entrada accedemos a una sala irregular cuyas dimensiones reales se pierden en la sombra. En la oscuridad se intuyen pasadizos y tal vez nuevas salas.
Con la luz del atardecer golpeando de lleno sobre la boca de la pequeña cueva, las rocas se tiñen de naranjas muy vivos, ocres, las paredes con líquenes reverdecen con espectaculares brillos.
Es probable que fuese la explotación de la cantera la que abriese la boca de esta cueva, la cual queda hoy orientada al oeste, constituyendo un curioso mirador sobre las marismas y la entrada norte a Santoña.