sábado, noviembre 29, 2014

BVS DIVULGACIÓN HISTORIA DE SANTOÑA 31-40


(enlace a BVS Divulgación Historia de Santoña 1-10)



BVS DIVULGACIÓN 31. Cuando cosíamos en los abrigos del Monte Buciero.

El primer paso hacia el conocimiento de la prehistoria de Santoña se produce en 1987. Un pequeño refugio rocoso del Monte Buciero que cuelga a 70 metros sobre el nivel del mar había llamado la atención de los arqueólogos.
El estudio del yacimiento sacó a la luz 60 buriles trabajados en sílex, raspadores, azagayas (tres de ellas con incisiones decorativas), dos arpones aplanados...Abundaban los restos del trabajo en sílex, hueso y asta. La oquedad ofrecía además un misterioso grabado realizado con una punta de sílex aplicada a la pared rocosa, y un conchero donde habían quedado petrificados los alimentos de aquellos hombres: lapas, caracolillo, mejillón, ostra. El estudio desvelaba que estos cazadores-recolectores completaban su dieta con ciervo, jabalí, cabra salvaje y pescado. 
Según las dataciones por radiocarbono el covacho había sido ocupado con mayor o menor continuidad en la transición magdaleniense-aziliense, hace 12.000-9.000 años.
Por un lado, era una ventana al estudio de la transición hacia el neolítico, por otro, ofrecía una oportunidad excelente para conocer a pobladores prehistóricos que estaban adaptándose a un cambio físico fundamental en su entorno: la subida del nivel marino.
Dejamos para el final otra de las joyas descubiertas en el primer santuario santoñés. Una aguja con perforación que apareció en el nivel más antiguo (12.000 años).
Se cree que estas agujas se empleaban en los trabajos de reparación de pieles y cueros.

La aguja y numerosos tesoros prehistóricos santoñeses son custodiados en el Mupac (Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria). Ojalá no caiga en vano la aspiración de que sean mostrados en Santoña.


 Aguja en hueso con perforación basal hallada en el Monte Buciero. 

lunes, noviembre 24, 2014

CARTAS SANTOÑESAS DE NAPOLEÓN 1-10.

Desde abril de 2014 venimos publicando las "Cartas santoñesas de Napoleón" con motivo del 4º aniversario de BVS. Incomprensiblemente hasta hoy sólo se habían publicado líneas sueltas. Es mucho mejor que estén traducidas y puestas al alcance de los santoñeses, que escondidas e ignoradas. Contienen detalles sorprendentes y muestran el conocimiento pormenorizado que tenía el Emperador de la plaza santoñesa, así como la importancia creciente que ésta adquirió en su estrategia de guerra.


Gracias a los amigos que se han ofrecido como traductores -y de los buenos- (Isabel, José y Willy).





viernes, noviembre 21, 2014

BVS DIVULGACIÓN HISTORIA DE SANTOÑA 21-30

(enlace a BVS Divulgación Historia de Santoña 1-10)
(enlace a BVS Divulgación Historia de Santoña 11-20)




BVS DIVULGACIÓN 21. Nombres de lugares de Santoña conservados durante 1000 años.

Gracias al Cartulario de la Iglesia de Santa María de Puerto podemos dar cuenta de la pervivencia de "nombres santoñeses" conservados desde antaño.

En el año 1042 el Abad Paterno logra que el rey García Sánchez III confirme los antiguos derechos y privilegios del monasterio de Santa María de Puerto. Queda reconocido un coto del monasterio delimitado entre la canal de "Boo", próxima a Argoños, y la "petra de Ris", entre Noja e Isla. En dicho coto nadie podría pastar ni talar sin permiso del abad de Puerto (Santoña). Quedaban también reconocidos para el monasterio la inmunidad jurisdiccional y el derecho de asilo. Quien buscase refugio en Puerto debía someterse al poder del abad.

En 1136 el rey Alfonso VII confirma los privilegios, mencionando los límites de la "Honor de Puerto", es decir, el espacio físico sobre el que actúa la jurisdicción del monasterio. Seguramente los nombres resultarán familiares:
"(...) hago esta carta por remedio de mi alma para que de hoy en adelante no entre sayón del Rey ni de ninguna otra potestad en toda la heredad y Honor de Santa María de Puerto, cualquiera que ella fuese ni por calumnia ni por ninguna otra facendera sino que sea aquella cotada por siempre jamás. Y de Pumar adelante, con todo el Coto Cabrero, hasta en todo el Brusco y de Gromo por aquel mar hasta la Peña Verana".

Con el tiempo los límites descritos fueron respetados y terminarían coincidiendo con los de la villa de Santoña.

Que sepamos, el topónimo "Pumar" no se ha conservado. Por lógica debe tratarse del límite que hoy conocemos como Piedrahita, ("piedra hincada", seguramente recordando la existencia de un mojón o delimitador medieval, o incluso anterior). Curiosamente se han conservado inalterables los demás, Gromo (Argoños-Santoña), Ris (Noja), y los santoñeses Cueto Cabrero, Brusco (Noja-Santoña) y Peña Berana, además de la mención a la canal de Boo.

Al respecto del origen del topónimo "Berana", es probable que como braña o Beranga, provenga del latín verania : lugar fresco y húmedo situado en zonas medias-altas de montaña, donde los pastos verdes abundan incluso en el verano (aportación del historiador Diegu San Gabriel). La descripción se ajusta perfectamente a las características de la Peña Berana y su entorno.




viernes, noviembre 14, 2014

viernes, noviembre 07, 2014

Un pequeño tesoro santoñés sale a la luz


A finales de octubre se ha producido la excavación arqueológica de un atrincheramiento o puesto de control napoleónico, emplazamiento cuya existencia se ha comunicado a Servicio de Patrimonio y Ayuntamiento por parte de BVS. A nosotros ni nos han contestado, pero los hechos de por sí sirven para reconocer la existencia de esta obra napoleónica en el Monte Buciero. Esta fortificación fue levantada en 1812.

La excavación ha sacado a la luz la base del muro defensivo de la trinchera, que había llegado a nuestros días derruída en su parte central y prácticamente disimulada en el terreno. La base ronda los dos metros de ancho. A ambos lados del centro de la fortificación se extiende un bosque denso que dificulta la observación. Aquí los vestigios de la fortificación napoleónica se conservan en mucho mejor estado. El atrincheramiento pudiera incluir un cuerpo de guardia, no conocemos indicios de su estructura, ni se aprecian tejas, pero las trincheras solían acompañarse de un pequeño acuartelamiento, así aparece descrito en las cartas y planos de la guarnición francesa.

Suponemos que significa el primer paso para que la trinchera sea reconocida e incorporada al catálogo del patrimonio cultural santoñés, y añadida a la declaración de Sitio HIstórico qie algún día merecerán las fortificaciones del Monte Buciero. Ayer el arquitecto municipal "nos informa" de que no sabe nada del asunto, ni siquiera le constaba que se estuviese excavando arqueológicamente una muestra de patrimonio cultural de Santoña.

Nota: en los últimos tiempos se ha comunicado a Gob. cántabro y Ayto. el hallazgo de 7 obras napoleónicas no catalogadas, todas ellas en Monte Buciero. Esta trinchera sería la segunda que se reconoce, después de la Batería de Buena Vista.
Desde 2010 hasta ahora en Santoña se ha producido una situación muy curiosa. Se localizan fortificaciones; se comunica su existencia al ayto. y los mismos políticos que oficialmente tienen una honda preocupación por el patrimonio histórico, ni se dignan a contestar.




Más información
Buscando "Retranchement dans la montagne"
Descubierta la Batería de Buena Vista



BVS, Buciero Vida Salvaje
Defensa del patrimonio cultural
y el entorno natural de Santoña.