viernes, marzo 02, 2012

CARTA A SANTOÑA


Son casi dos años de acoso por parte de muchos vecinos. Muchas miradas con odio, insultos a la cara o en comentarios al blog, amenazas a la cara, "a este hay que darle dos ostias", desprecios, cuchicheos cuando paso, "ese es el hijodeputa del blog", coche pinchado en la única vez en dos años que lo he dejado en el casco urbano, incluso una alcaldesa insultándome en la emisora municipal y un etcétera largo, muy largo, tanto como la falta de cordura y de vergüenza de demasiados convecinos.

Se ha corrido la voz de que me meto en fincas particulares (nunca se me ha pasado por la cabeza, ni tengo ningún tipo de necesidad de meterme en la finca que esté usando nadie, conozco prácticamente cada palmo del Buciero y es más que suficiente para caminar muchas horas sin pisar suelo particular). Que pongo troncos a los ciclistas (soy partidario de que las bicis suban al Buciero). Que estoy denunciando a vecinos (no he interpuesto ni una sola denuncia contra ningún vecino, ni señalado realidades que tengan que ver con la finca de nadie, sólo he denunciado patrimonio abandonado y vertederos en suelo de dominio público, además de caza furtiva). Que hago fotos a terrenos particulares (teniendo en cuenta la belleza del Buciero, no tengo ningún interés en fotografiar la finca de nadie, este blog alberga varios miles de fotografías, ¿ven ustedes alguna de terrenos particulares?). La lista de infundios es infinita. El pistoletazo de salida lo dio la señora Puerto Gallego al acusarme públicamente de "ser parte de un complot" y "estar atacando a Santoña". Desde ahí resulta que me está pagando el PP, el PRC. Que tengo oscuros intereses (tan oscuros como que un Parque Natural no soporte toneladas de basura). Que si lo hago todo para llegar a concejal. Que si tanto me molestan los vertederos que los quite yo (lo llevo haciendo desde los 16 años). Andate con cuidado hijodeputa. "Lo que tenían que hacer es denunciarle a él". "A este hijodeputa hay que pararle los pies"

Si eres de Santoña, sabrás que aquí el rumor infundado corre como la pólvora, mejor cuanto más maledicente y dañino con el prójimo. El rumor se ha extendido mucho más que internet y la prensa juntos. Y mucho más que la simple y llana verdad.

Las denuncias interpuestas y la labor de denuncia y divulgación ejercida desde esta página han conseguido que se mejoren realidades flagrantes del Monte Buciero. Por citar 10 de ellas...

-Recuperación del horno de cal (era un vertedero).
-Concesión de 30.000 euros por parte del gob. regional para la retirada de pintadas en Fuerte de San Carlos.
-Corte de acceso de vehículos en Batería de la Cueva.
-Corte de acceso de vehículos en Fuerte de San Carlos.
-Retirada de gran cantidad de vertederos.
-Retirada de vertedero masivo en Polvorín del Dueso.
-Denuncia y puesta en evidencia de la brutal rehabilitación que se pretendía hacer en el Polvorín del Dueso.
-Puesta en evidencia del despilfarro sin sentido que suponía pagar 40.000 euros para que un señor emitiese propaganda. El "Parque Cultural" se suprimió.
-Que las rehabilitaciones empiecen a estar asesoradas por especialistas y no las dirija un concejal de obras no capacitado.
-Que seis soportes de artillería de 1858 no fuesen tirados por el ayto y se evidenciase el despropósito cometido contra la Batería Alta de San Martín.

Además he contado la historia del Buciero en artículos que acumulan miles de lecturas. He encontrado una batería de época napoleónica y comunicado su descubrimiento al Servicio de Patrimonio. He localizado dos atrincheramientos de la misma época. He peleado para que el Buciero mejore y he llevado a unos 200 ciudadanos a que conociesen mejor esta montaña. Lo he hecho sin pedirle nada a nadie. 

He reclamado que se cumpla la ley que protege la naturaleza y el patrimonio cultural del Buciero. Ahí están los resultados. No reclamo una medalla, exijo que me dejéis en paz.

Os he convocado a retirar basura del Buciero cuando el ayto negaba la existencia de vertederos, incluso se me acusó en un pleno municipal de "estar colocando colchones y fotografiarlos". A la convocatoria para retirar basura vinieron 3 santoñeses y 11 personas del resto de Cantabria. Fue un fracaso en número, pero conseguimos poner en evidencia un vertedero de 640 metros de largo. Tampoco pienso que nadie estuviese obligado a venir, ni mucho menos me veo con derecho a echárselo en cara a nadie. Es solo un dato revelador. De ese vertedero salió basura para llenar 12 camionetas municipales, tal como reconoció el propio Director del Parque Cultural Monte Buciero, El remate fue una carta ofensiva que me dirigió ese mismo día el Director del Centro Penitenciario El Dueso, el cuál no dudó en mofarse de la poca gente que acudió a la convocatoria. A la marcha organizada para contar in situ la historia y prehistoria de mi pueblo vinisteis 4 santoñeses y 57 personas del resto de Cantabria. El pueblo estaba lleno de amantes del Buciero, pero nadie me apoyó (más allá de mi familia, pareja y amigos, me han apoyado solo cuatro o cinco personas). Eso sí, el blog ha tenido 72.000 lecturas. Aproximadamente un 70 por ciento de los lectores son de Santoña. Casi nadie comenta, casi nadie demuestra interés, casi nadie ha aportado o ayudado. En serio, no pretendo molestarte con este relato. Un pueblo en el que la gente no se une es un pueblo enfermo. Un pueblo que no habla, solo cuchichea, que no se abre porque es más cómodo ser cuadriculado, que desprecia su historia y no valora su naturaleza, es una prisión. Que la respuesta de muchos cuando he sacado la cabeza y me he puesto a contribuir, a aportar, haya sido el berrido, la pedrada y el rebuzno...¿No les parece terrible? 

Ya sé que la inmensa mayoría de los ciudadanos con los que convivo no valoran que el Fuerte de San Carlos ahora no sea un sitio que mete miedo y dé asco, por citar un ejemplo. Lo sé. Cuento con ello. Ahora bien, no estoy dispuesto a aguantar que por preocuparme de lo que es de todos algunos me pretendan acosar y hacer la vida imposible sin ningún tipo de razón. Eso si, acoso y maldad sin límites sin saber ni lo que es un blog, sin haber leído ni una sola palabra de lo aquí escrito, solo porque os lo ha dicho fulano,,, "va con un perro y una mochila, hay que darle un buen susto" (pronunciado en voz alta esta mañana en el bar Portus Victoriae), "como te vea por mi finca te vas a llevar dos tiros" (esto último lo escuché de un vecino al que no le he hecho ni dicho nada en toda mi vida, y cuya finca jamás he pisado).  

Me gusta mucho el Buciero. Todos los días le quito basura de encima, cartuchos, latas de combustible usadas por furtivos, basura de sus fortificaciones. Soy un apasionado de su conjunto histórico. Me gusta la fotografía. ¿De veras ustedes se sienten molestos con mis aficiones? Supongo que se sentían ustedes como en casa al pasear al lado de un vertedero de 640 metros formado por colchones, neumáticos, aspiradoras, sanitarios, azulejos, televisores, puertas de coche, puertas de casa, armarios, infinitos envases. Supongo que son ustedes muy santoñeses, de los buenos, de los de toda la vida, y toda la vida el Fuerte de San Carlos había dado asco..."¿Quién te has creído tú para denunciar que hay basura en el Buciero, en el Buciero ha habido mierda toda la vida?" esto me lo dice un señor muy respetado que cuatro meses después acaba ante un tribunal y termina diciéndole a la señora jueza..."solo soy un humilde funcionario, ¿cómo le voy a decir eso a un chavalón?).

Miren ustedes, incluso puedo entender que nunca se ha considerado que el Buciero y su patrimonio tengan valor. Era un buen sitio para ejercer de punto limpio. Puedo entender que ustedes han recibido otra educación y han crecido en otros tiempos. No les culpo de nada, prefiero ni juzgarles. Pero a mí, pese a tener una sensibilidad diametralmente opuesta a la de ustedes, me respetan. Además, no olviden que la sensibilidad de la que hablo es la misma que expresan las leyes de este país. Y ojo, tampoco olviden que el Buciero es el mayor atractivo de Santoña. ¿Les molesta que un ciudadano luche para que la historia de Santoña sea visitable por miles de visitantes? Estoy muy harto de mucho amante de Santoña, de los que jamás moverán un dedo con generosidad, pero son generosos en la pedrada más injusta y bochornosa. Hipócritas y egoistas, mudos a la hora de la palabra honesta dicha de frente, muy parlanchines cuando se trata de destripar al de enfrente, aunque ni le conozcas.

Al parecer lo que merezco es este acoso sistemático por parte de un número creciente de vecinos. No transcurren tres días sin tener que soportar incidentes, en el monte, en el pasaje, en el muelle, en las marismas. Y eso pese a considerarme un tipo civilizado con el que cualquiera puede hablar. Tengo 38 años y jamás me he pegado con nadie (mentira, con 11 años me pegué con uno de la Alameda por unas cuitas en el transcurso de un partido de chapas), ni he buscado el enfrentamiento con nadie. He procurado toda mi vida no inmiscuirme en la vida de los demás. He cometido bastantes errores y algún acierto. Lo único que como persona me planteo en relación a mi convivencia con el resto de santoñeses es..."si puedo ayudar a alguien, quien sea, ayudo". Vivo y dejo vivir. No soy un criticón. Sólo me preocupa la vida de los míos y la mía propia procuro que esté suficientemente llena como para no tener tiempo de fijarme en la del  vecino. He querido mejorar la realidad en la que vivo y sé muy bien que algo he conseguido en ese sentido.

¿De veras voy a tener que seguir defendiéndome día a día por haber sido el primero que evidencia que el patrimonio histórico de mi pueblo merece otra consideración, otro respeto,  y el Buciero no es un vertedero, ni debe ser gestionado y utilizado con mentalidad del siglo XIX?

Estoy convencido de que en un sitio civilizado se me habría apoyado abiertamente. ¿En casa? A lo que asisto es al silencio de casi todos y a la desvergüenza de los demás. Dejen de acosar. No sean ustedes miserables. 



3 comentarios:

  1. Ánimo amigo. Tengo que reconocer que no sé que responder; por un lado visto que nadie se ha dignado a escribirte unas palabras cerraría el blog y pasaría del tema. Pero por otro lado dejarías a muchas personas, como yo, que pudieran descubrir ese maravilloso paraje. Gracias a tu blog decidí conocer el Buciero y seguro que muchos otros, gracias a tu labor, han ido únicamente con esa intención. Pero ya sabes nadie es profeta en su tierra y si encima hay intereses la cosa pinta bastos. Solo nos hemos visto un día, pero me basta para saber que todo lo que aquí escribes es cierto. Espero poder volver a coincidir contigo este verano y repetir la jornada. De nuevo ánimo y ten cuidado, cualquier día te puedes llevar un susto en el monte.

    Miguel Ángel García García
    Desde Leganés - Madrid

    ResponderEliminar
  2. Ánimo amigo. Tengo que reconocer que no sé que responder; por un lado visto que nadie se ha dignado a escribirte unas palabras cerraría el blog y pasaría del tema. Pero por otro lado dejarías a muchas personas, como yo, que pudieran descubrir ese maravilloso paraje. Gracias a tu blog decidí conocer el Buciero y seguro que muchos otros, gracias a tu labor, han ido únicamente con esa intención. Pero ya sabes nadie es profeta en su tierra y si encima hay intereses la cosa pinta bastos. Solo nos hemos visto un día, pero me basta para saber que todo lo que aquí escribes es cierto. Espero poder volver a coincidir contigo este verano y repetir la jornada. De nuevo ánimo y ten cuidado, cualquier día te puedes llevar un susto en el monte.

    Miguel Ángel García García
    Desde Leganés - Madrid

    ResponderEliminar
  3. Ánimo amigo, sigue con tu lucha y vive la vida, y haber si la gente te respeta de una vez, no haces mal a nadie, al contrarío ofreces el monte Buciero, sin esperar nada a cambio, gente como tú hace falta en este País, saludos.Haber cuando la clase política se da cuenta de tu labor y todo lo que puedes ofrecer.

    ResponderEliminar