martes, octubre 25, 2011

LA PATRULLA DE LIMPIEZA QUE SÓLO DESBROZABA

(actualización 29-10-2011: el ayto. de Santoña ha actuado retirando los residuos señalados en esta entrada de BVS, a excepción del espacio de la llamada Cueva del Caballo. Felicitamos al ayto por tomar nota y por comprender que la crítica se ha hecho para animar a mejorar).

 En más de una ocasión hemos evidenciado errores en el modo de proceder de las cuadrillas de limpieza cuando éstas trabajan en el medio natural de Santoña. Aquí lo llamamos "desbrozamos y si aparece porquería...ahí se queda".
 La técnica en cuestión demuestra desinterés en la gestión del espacio natural. En la anterior legislatura no tuvimos demasiada suerte. Directamente se negó que la cuadrilla trabajase así. Enseñabas las pruebas y te decían "en qué cabeza cabe que no recojan la basura que aparece al desbrozar". Eso decía yo, "en qué cabeza cabe negar lo evidente".
 Hoy vamos a analizar una operación de la patrulla destinada al cuidado de parques, jardines y zonas verdes. Área bajo los depósitos de agua, es decir, entorno de la llamada Cueva del Caballo. Las fotografías son del 16-10-2010. La Operación Desbroce se produjo en los días previos.
 Es de justicia decir que la disposición del ayto. hacia el Monte Buciero ha cambiado en los últimos meses. Por resumirlo mucho...antes te decían "eso no es responsabilidad nuestra", ahora se toma nota de la posición de vertederos, incluso parece que hay capacidad de escuchar. Toda una novedad para Santoña. Que dure.


Al acceder al lugar desbrozado nos llama la atención la aparente limpieza. También veo que la abundante maleza (que tampoco es que molestase a nadie) ha sido retirada. Los plumeros se quedan.



 Desbrozamos. No limpiamos.
 En el margen de la superficie desbrozada aparecen numerosos envases plásticos. No tiene ningún sentido trabajar así.


  Ahora entremos en la cueva, la cual está pegada al área representada en las primeras fotos. Este sillón es un viejo conocido. Lo contemplé con tres agentes de Seprona en mayo de 2010. El sillón ha soportado fotodenuncias, denuncias ante la Guardia Civil y el paso de varias patrullas de desbroce que han llegado hasta aquí desde entonces.
 Se le termina cogiendo cariño, pero no tengo claro que pinte mucho en un espacio natural, en un Parque Natural, a unos 125 metros del edificio de un ayuntamiento.


 Hago notar que hablamos de una cueva, pero en realidad es un espacio bastante abierto, se puede caminar sin peligro (a excepción de los cientos de jeringuillas acumuladas en una zona más profunda). La acumulación de residuos es notable.


 Extracto de la denuncia presentada en mayo 2010 dirigida al ayto. de Santoña y organismos autonómicos competentes y verificada por Guardia Civil.

5) Entorno e interior de la cueva del Caballo (denominación popular), situada en las inmediaciones del casco urbano y bajo los depósitos de agua del municipio. Se trata de una presencia menor de envases y botellas en el exterior, la cual alcanzará aprox. las 60 muestras, y un sillón y numerosos envases en el interior. Citamos este lugar, a pesar de la menor importancia del depósito, al constatar que no existe atención hacia este punto por parte de ningún servicio de limpieza, y dada su inclusión, como los restantes puntos, dentro del entorno de protección del Monte Buciero. Consideramos que una limpieza, además de ser de justicia, podría disuadir de que se siga arrojando basura.


  Este modo de proceder es también un problema en las Marismas de Santoña. Esta imagen corresponde a este verano. Los operarios han abierto un espacio que hacía tiempo estaba cerrado por la maleza. Al retirar la maleza aparece basura. Ahí se queda. Creo que puede apreciarse que parte de estos plásticos aparecen semienterrados. Estaban ahí antes de que llegase la patrulla y por desgracia el paso de la patrulla sólo sirvió para crear una paradoja. Bomberos que no apagan fuego. Patrullas de limpieza que no limpian.


 El Buciero también padece estos modos de trabajo. Aquí ya hemos descrito suficientes episodios. Igualmente hemos visto operarios saliéndose del camino principal y descendiendo quince metros por laderas escarpadas para retirar una botella o una bolsa. Creo que no sería justo no citarlo.


 El mayor ejemplo de la técnica del "desbrozamos y si aparece porquería...ahí se queda" sigue siendo este neumático situado en el área de la Batería de la Cueva. Le hicimos fotos en todas las posiciones, pero nadie se acercó a retirarlo. Los operarios seguían desbrozando, el neumático volvía a asomar la cabeza, le volvíamos a hacer la foto y a enviársela al político responsable...pero no hubo manera. Hoy en día la maleza está bien crecida y el neumático oculto.

 Recuerdo además que la Batería de la Cueva es Bien de Interés Cultural declarado por intervención arqueológica y una de las joyas de Santoña. Que no se tuviese en su momento la delicadeza de quitar el dichoso neumático (a sabiendas) es un misterio aún hoy.

 Aprovecho para recordar que Servicio de Patrimonio no ha contestado a ninguna de las cuatro denuncias interpuestas por el riesgo de colapso de este bien cultural. El ciudadano se plantea lo siguiente: la ley me pide que si observo riesgo de destrucción de un bien cultural cántabro lo comunique. Lo comunico. La ley también dice que Servicio de Patrimonio ha de contestar y comprobar el objeto de la denuncia. El edificio ha visto desde entonces cómo se le caía la cubierta a uno de sus tres habitáculos. Cualquiera aprecia que lo que queda no va a superar este invierno. Resulta que Servicio de Patrimonio ni siquiera da contestación. Llegado a este punto el ciudadano se plantea para qué redactamos la ley si los señores que son los máximos garantes de que se cumpla...pasan de ella. La desidia administrativa se ceba con la Batería de la Cueva (Centro Penitenciario Dueso-Ayto Santoña-Gob.Cántabro tienen la decisión de que se apuntale y en el futuro conserve esta joya que acaba de cumplir 200 años). Rogamos que se actúe. Hace exactamente dos semanas se ha desplomado una sección de fachada. Las grietas dejan claro el futuro inmediato. Está avisado desde mayo de 2010.


  A tres metros del neumático encontramos a otro viejo amigo. Llegamos a pensar que era el depósito de un camión. Resultó ser una bañera boca abajo. Como le sucedía al neumático, la bañera sólo asomaba la panza cuando los operarios desbrozaban. En su momento, el señor concejal tampoco tuvo mucho interés en tomar nota.


  Volvemos al área de la Cueva del Caballo. Tras el cubo de cemento de la canalización de agua aparece un área desbrozada. Cabe la posibilidad de que esta basura la hayan generado en una sola tarde una pandilla de bien educados adolescentes y que eso haya sucedido tras el desbroce de los operarios. No lo creo. He observado la misma jugada en esta zona repetidas veces, reconociendo bolsas y botellas que estaban antes y después de la visita de los operarios.


  BVS en ningún caso critica a los operarios. Esperamos que en la nueva etapa que se ha iniciado en Santoña se entienda (y se vea normal) que los ciudadanos quieran participar, con sentido común, con aportaciones, con denuncias objetivas de problemas cuya solución sería buena para todos, con crítica. La crítica argumentada debiera ser un aliciente para los políticos. Sólo es un incordio, algo que hay que censurar ("un hijoputa al que hay que callar la boca"), en tiempos de dictadura.
Animamos a mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario