lunes, junio 27, 2011

VERTEDERO DENUNCIADO EN LAS MARISMAS DE SANTOÑA


Fotografías tomadas el lunes 27-6-2011, 19:00h.


 Este vertedero está situado a treinta metros del acuartelamiento que la Guardia Civil tiene frente a la puerta del centro penitenciario El Dueso.
 BVS ha intentado interponer denuncia ante Seprona y una vez más no ha sido posible debido a que el cuerpo no tenía turno. Esto no es una crítica a Seprona, sino una constatación de la realidad. Seprona no tiene medios en Santoña y eso explica en buena parte muchos de los problemas del Monte Buciero (por no mencionar al guarda forestal dependiente del gobierno cántabro, cuyo papel merecería un blog entero ). Finalmente la Policía Local ha tomado nota y mañana redactará el informe preceptivo.
 El vertedero está compuesto principalmente por envases de bebida, latas, botellas. En el entorno también encontramos muebles y televisores desguazados, un colchón de espuma, neumáticos, escombro, en fin, todo lo que uno espera encontrar en un espacio natural protegido y publicitado hasta la saciedad en un país avanzado. Es fácil suponer que los envases proceden de la reciente fiesta de San Juan, aunque eso no puede justificar este destino. Citamos además que la trasera del acuartelamiento de la Guardia Civil sirve de lugar ideal en el que realizar rellenos con material de diversa índole. Estimamos que dichos rellenos son de muy dudosa legalidad y en cualquier caso son abiertamente contrarios a la salud del humedal.
 Aprovechamos para comentar que el cierre de las llamadas marismas de Bengoa ha desaparecido. Nuevamente contemplamos el espectáculo de ver todoterrenos adentrándose hasta el observatorio de aves. Otra vez (supongo) habrá que estar ocho meses llamando al señor director del Parque Natural de las Marismas de Santoña. Otra vez su secretaria nos dirá que dicho señor "está reunido". A propósito, el bolardo ahora desaparecido fue instalado cuando hartos de acudir a la administración (ayto. Santoña, Agenda 21 Santoña, Parque Natural Marismas Santoña) terminamos llamando a un grupo conservacionista (Seo-Birdlife). En una semana el bolardo fue colocado. En ocho meses el ciudadano sólo encontró pasotismo ilimitado. Estamos hablando de un triste bolardo que impedía el acceso de vehículos a las marismas de Santoña.
 No podemos decir mucho más. Simplemente no entendemos que la parte trasera de un cuartel de la Guardia Civil sea un vertedero de dimensiones más que considerables. Tampoco entendemos que nadie denuncie, nadie vea, nadie actúe. Ni que lo sigan llamando parque natural.
 Lo dicho, no entiendo nada.
 ¿Quién es el responsable de que toda esta basura haya acabado en las Marismas de Santoña? ¿Se trata de un vertedero ocasional o es norma que los servicios de limpieza terminen generando un vertedero en el humedal más importante del norte de España? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario