viernes, julio 08, 2011

SESIÓN FOTOGRÁFICA FUERTE DE SAN CARLOS

Un pueblo que no respeta su historia no se respeta a sí mismo

 Con 7 años conocí por vez primera el Fuerte de San Carlos. Pasaron treinta años y nunca pude entrar en la fortaleza sin tener que sortear basura, malos olores, coches. Treinta años sintiendo una cierta lástima por el edificio, rabia también al ver los paños de cada muro recubiertos de estúpidas pintadas realizadas por tipos más estúpidos aún. Por encima de la rabia y la lástima, si algo generó en mí aquella primera visita es cariño, en el caso de que se pueda sentir cariño hacia una estructura de piedra levantada por otros hombres en otro siglo.

 Supe de la historia del lugar y cuanto más supe, más valoré y más aprecio sentí. 

 Comprendí que esta fortaleza era un espejo del pueblo en el que vivo. Igualmente era un espejo de los modos de hacer política y gestionar los dineros públicos. Me harté de escuchar a los políticos locales hablar de excelencia, de cultura, de planes de promoción turística. Y en cada visita a la fortaleza dormida, abandonada a su suerte, imponente en su silencio, seguí sintiendo lástima y continué sorteando excrementos y cruzándome con individuos incapaces de sentir el más mínimo respeto por un edificio impresionante.

 Hace muy pocos días he vuelto a entrar en San Carlos. No había ni una pintada. No olía a excrementos ni orina. No había basura. Los coches tienen el acceso prohibido.
 Otros cambios más sutiles se han producido. Ya no habrá un ayto. pasota diciendo que el fuerte no es responsabilidad suya. Costará más que la policía y la guardia civil contesten con un "eso no es asunto nuestro" o un "es que eso es privado".
 Para celebrar todos estos cambios presentamos esta sesión fotográfica. Media hora. Veinte fotos.

 Felicidades Fuerte de San Carlos.























 Visita la sesión fotográfica que realizamos en San Carlos en abril de 2011.

2 comentarios:

  1. ¡Está perfecto, ojalá los visitantes no se encarguen otra vez de degradarlo!

    ResponderEliminar
  2. Ojalá se mantenga en buen estado!

    ResponderEliminar