miércoles, mayo 11, 2011

BVS CURIOSO: ¿QUÉ FUE DEL CUARTEL DEL PRESIDIO?

 El llamado Cuartel del Presidio fue una penitenciaria levantada en el flanco oeste de la villa. Hoy recordaremos sus cien años de historia y seguiremos sus huellas en la Santoña actual.


 Esta imagen de principios del siglo XX recoge la estampa del Cuartel del Presidio. Tras los marineros enfrascados en sus tareas distinguimos un amurallamiento rematado en las esquinas con puestos de vigilancia, así como el extenso edificio rectangular que se disponía alrededor de un patio central.


 Situándonos en el mismo lugar y tomando como referencia el Monte Buciero (en concreto Peña Berana) es fácil comprobar que el Cuartel del Presidio se extendía sobre la actual nave de Conservas el Capricho y parte de las instalaciones de Conservas Albo.

 El presidio es protagonista de una parte de la historia de Santoña cuyo recuerdo no está de menos avivar. Cien años albergando hasta 600 presos, innumerables incidentes, reos y guardianes de renombre. La propia existencia del inmueble está ligada a los proyectos de fortificación de la villa, ya que sus inquilinos fueron empleados como mano de obra. Conozcamos el Cuartel del Presidio y veamos qué queda de él en la villa del siglo XXI. 

 La antigua fábrica de anclas es el origen remoto de este edificio. Durante la ocupación francesa de 1810-14 el barracón es empleado como arsenal, siendo en 1825 cuando se determina la instalación de un auténtico presidio que abasteciese las necesidades de mano de obra de los proyectos de arquitectura militar que tendrían a la villa y al Monte Buciero como escenarios. Hacia 1832 los reos son también utilizados en obra civil, el dragado de la bahía y la construcción de muelles y rampas.
 Es en 1845 cuando recibe el nombre de Real Presidio de la Plaza de Santoña, hecho éste que en absoluto garantizó la llegada de inversiones que asegurasen las condiciones del propio inmueble. Hacia 1859 nos encontramos con un edificio prácticamente desmantelado, sin embargo la situación cambiará desde esta fecha ya que 1859 trae a Santoña fuertes inversiones. Son los años en los que se levanta el Polvorín del Helechal, los fuertes de San Martín y San Carlos o el Cuartel del Sur (actual Patronato Militar). A la par que la llegada de planes y presupuestos, el Cuartel del Presidio recibe a 200 nuevos penados. El inmueble verá mejoradas sus condiciones gracias a la realización de importantes obras de consolidación. En 1862 son 600 sus inquilinos. 


 Patio del Cuartel del Presidio, probablemente en los primeros años del siglo XX.


 En 1920 el Cuartel del Presidio santoñés celebró este homenaje a Concepción Arenal, reconocida defensora de la causa feminista y de la mejora de condiciones en las penitenciarías del país.



 Como es lógico, las imágenes que se conservan pertenecen al siglo XX. Presumiblemente las condiciones de los reclusos habían mejorado mucho desde mediados del XIX. El Cuartel del Presidio continuó a pleno rendimiento pese a que la plaza de guerra de Santoña iba paulatinamente perdiendo su valor estratégico en los últimos años del siglo XIX y ya no requería de esta mano de obra.



 1907 trajo consigo la supresión de los presidios en el norte de África. El Estado se comprometió a desmantelar el Cuartel del Presidio, mientras se empezaba a levantar el actual Centro Penitenciario El Dueso tras la cesión de los terrenos por parte del ayto. santoñés. No obstante la vida de esta penitenciaria situada en el muelle se extenderá hasta 1924 manteniendo invariable su número de reos en torno a los 600. Santoña se convertía así en un raro ejemplo de población con dos grandes centros penitenciarios, uno de ellos instalado en pleno casco urbano. Sin mucho esfuerzo podemos imaginar la cantidad de fricciones en la convivencia vecinal que el presidio del muelle acarreaba.
 Los sucesivos consistorios reclamaron la supresión del penal sin demasiada suerte. Finalmente en 1924 es desalojado, aunque ahí no acaba su historia. Por la villa circulan rumores de que el Cuartel del Presidio va a ser utilizado nuevamente. En la noche del 18 de marzo de 1924 los santoñeses se conjuran para incendiar y arrasar el edificio ante la mirada pasiva de las fuerzas de orden público. Con palos y antorchas una horda de vecinos irrumpen en las dependencias del penal, poniendo así punto final a su existencia y desterrando toda posibilidad de que siguiese activo. Es de suponer que el retraso de dos décadas en el cierre del lugar había agotado hacía tiempo la paciencia de los santoñeses. 
 Los cimientos del Cuartel del Presidio probablemente se encuentran bajo las citadas instalaciones de El Capricho y Albo. Actualmente la revisión del Plan General de Santoña contempla la consideración de Protección Arqueológica para dichos cimientos, lo cual significa que los restos del presidio podrán ser investigados y valorados cuando en el futuro las actuales naves sean desmanteladas.

 A título anecdótico citaremos el motín de 1904 en el que pierde la vida el director del penal. José Millán Astray (fundador de la Legión y destacado militar del bando sublevado durante la Guerra Civil) es enviado a Santoña para imponer el orden. También es sabido que en 1906 un centinela disparó contra dos reclusos causándoles la muerte. Como reo de renombre citaremos a Sancho Alegre, anarquista responsable del intento de magnicidio sufrido por Alfonso XIII. 


 SIGUIENDO LAS HUELLAS DEL CUARTEL DEL PRESIDIO
 Ahora echemos un vistazo cercano al patio del desaparecido penal... 


 Distinguimos unos característicos pilares metálicos. Prestemos atención a su forma, sus acabados y molduras. ¿Les suena de algo?


 Ahora vayamos a la plaza de San Antonio...




 En efecto, el popular templete se levantó utilizando materiales procedentes del Cuartel del Presidio. Tanto las verjas que permiten su cierre, como los pilares, son mudos testimonios de aquel inmueble desaparecido. En cierto modo el penal sigue vivo hoy en día.

 Una coplilla de la época recoge certeramente esta reutilización de materiales...

" la cosa no esta tan mal,
y nos parece de huevo,
que con los restos del penal,
se haya hecho un kiosko nuevo".



 Las vigas de madera en buen estado que pudieron rescatarse del Cuartel del Presidio fueron empleadas en la construcción de este inmueble en el barrio de Santoñuca.



Documentación, Un presidio Ynconquistable, Rafael Palacio
Fotografías históricas gracias a Rehisan.
Anécdotas relacionadas con el Cuartel del Presidio extraídas de la página amiga Santoña por tierra y mar.
Rehisan nos puso sobre la pista de la copla popular que permite saber qué fue del Cuartel del Presidio.

Defensa del patrimonio cultural y el entorno natural de Santoña, BVS, Bucierovidasalvaje.