jueves, marzo 10, 2011

PINTADA EN FUERTE SAN MARTÍN: FUERA

 En la anterior entrada dábamos cuenta de la pintada de considerable tamaño aparecida en el Fuerte de San Martín y de la correspondiente denuncia presentada en dependencias de la Policía Local. El ayto. santoñés ha actuado con celeridad para corregirlo.










 Lo único que hemos conseguido averiguar sobre el artistapornodecirtonto es que muy posiblemente no es de Santoña. El operativo municipal, maquinaria, buen número de operarios, ha eliminado por completo la pintada.


 Al denunciar la pintada del Fuerte San Martín aprovechamos para recordar esta otra pintada de menor entidad que llevaba adornando varios meses el frontal de la Batería de Galbanes. El operativo municipal también la ha retirado.


 La agresión del spray no es fácil de eliminar por completo y la huella podrá seguir viéndose. La Batería de Galbanes es Bien de Interés Cultural al igual que el fuerte. Esta pintada también conlleva unos 50.000 euros de sanción. 

 
 El cartel pintarrajeado de Galbanes (con B, no con V) del que informábamos hace dos días también ha sido recuperado.

 
 Habida cuenta de lo llamativo que resultaba la pintada en San Martín ya presagiábamos que la intervención municipal no iba a tardar. Felicitamos al responsable municipal por haber tomado nota también de las pintadas en Galbanes, si bien nos gustaría decirle que ya que se desplaza un costoso y nutrido operativo hasta Galbanes bien pudiera haberse corregido la realidad de dicho lugar más allá de lo más visible para los numerosos paseantes. Desde el 3 de mayo de 2010 la denuncia ciudadana ha querido llamar la atención sobre las pintadas que siguen afectando al parapeto defensivo de Galbanes. De hecho el gobierno cántabro contestó al ciudadano en diciembre de 2010 anunciando que se iba a actuar contra dichas pintadas. Por desgracia no se ha aprovechado la ocasión. En escrito firmado por el Director General de Cultura del gob. autonómico...

"Batería baja de Galbanes: la denuncia la menciona únicamente con motivo de una pintada con spray que se dice desluce la buena labor de restauración llevada a cabo. El ayto. ha comunicado que se está procediendo a las procedentes labores de protección y conservación". Extracto contestación gob. cántabro dic 2010 a denuncia BVS.

 Lo cual no parece muy cierto teniendo en cuenta el tiempo transcurrido y visto que hoy todo el operativo de limpieza ha llegado a diez metros de dichas pintadas. 

 
 Una de las pintadas denunciadas por BVS ante el Servicio de Patrimonio cántabro y ante el ayto. santoñés. En la pintada leemos AREA 99, uno de los locales que en Santoña actúan como verdaderas casas de la juventud. Esta pintada conlleva una sanción de 50.000 euros. Seguramente el que la ha hecho no tiene la menor idea de que estas "piedras viejas" tengan algún valor, seguro que tampoco nadie se lo ha enseñado. Suponemos que las siglas son las de su nombre. Para que luzca más, pintura fosforescente.

 
 La pintada de la derecha nos facilita el trabajo de fechado, 8-3-2010. Fue denunciada un mes después. Estamos a 10-3-2011. Hoy el chorro limpiador se ha quedado incomprensiblemente a 10 metros de este punto.
  



 La Batería de Galbanes (la llamada "baja", ya que la alta sigue sin poder ser visitada) es un excelente mirador sobre la bahía. Sin duda tomarse una cerveza en este lugar es una actividad muy apropiada. Otro asunto es que la escasa educación que has recibido, y el vacío cerebral consiguiente, no te den para llevarte la lata hasta la papelera que vas a encontrar muy cerca. Esta fotografía ha sido tomado hoy, no la teníamos guardada para la ocasión. Con esto quiero decir que es absolutamente imposible visitar Galbanes sin encontrar basura. Es de suponer que el ayto. realiza limpiezas periódicas en Galbanes, ya que en caso contrario sería hace tiempo un vertedero. Es evidente que un mínimo compromiso ciudadano es condición indispensable para conservar el legado histórico, lo mismo con la basura que con las pintadas y demás agresiones diarias. El compromiso de demasiados individuos no da ni para llamarles ciudadanos.