martes, febrero 01, 2011

DENUNCIADO ANTE SEPRONA EL ESTADO DEL HORNO DE CAL

(actualizado 1-3-2011. La denuncia ha servido para corregir la realidad. El horno de cal ha sido despejado de basura. También han desaparecido los vertederos del entorno descritos en esta entrada. Felicidades Monte Buciero).

 El Horno de cal es una estructura de mampostería de piedra de forma troncocónica de 3,28 m de altura, con base elíptica de 1,63 m, en el eje este-oeste y 1,25 m en el norte-sur: se construyó embutido en el terreno circundante, teniendo al descubierto sólo la parte frontal. Se conserva en bastante buen estado, incluída su boca o puerta rectangular de sillares (texto extraído del proyecto de revisión del Catálogo de Patrimonio Singular del Plan General Santoña).
 Se trata de una obra complementaria del sistema defensivo santoñés. A mediados del s. XIX la cal extraída del horno era mezclada con arena y agua. La argamasa resultante servía para unir las sillerías y mamposterías y como revestimiento de las fortificaciones. El horno de cal asociado a la Batería Alta de San Martín es un peculiar complemento del conjunto histórico santoñés y su existencia ayuda a comprender la magnitud e importancia de éste. El acceso al lugar es sencillo. Su historia puede contarse a visitantes. La citada revisión del Catálogo de Patrimonio Singular incorpora al Horno de cal otorgándole (por fin) el grado de protección máximo (PS I, protección integral). Todos estos factores, junto al indudable interés y atractivo del horno, hacen deseable que el lugar se mantenga en condiciones al menos dignas.
 Una vez hecha la introducción es necesario decir que a día de hoy el Horno de cal es un vertedero. Su interior es basura metida a presión. Su entorno es un vertedero. En atención al valor patrimonial del horno y al valor medioambiental del Monte Buciero, esperamos y demandamos que la situación sea rectificada.

 Parte superior del Horno de cal. La basura llena el interior de 3 m de altura de la construcción.




 A la derecha: límite de la formación rocosa que sirve de asiento al horno.


 Boca del horno.


 Esta imagen da una idea de las dimensiones de la estructura. Se aprecia la boca (formada por sillerías) y el modo en que el horno se funde con el promontorio rocoso. (click en imágenes para más detalle).


 Esta fotografía y las dos siguientes corresponden al entorno (a no más de 7 metros de distancia del Horno de cal).



 No conviene olvidar que estamos retratando una zona de un Parque Natural, exactamente a 20 metros de un Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural (la Batería Alta de San Martín).
 La situación va a ser denunciada (2-2-2011) ante Seprona. Desde BVS reclamamos que este lugar sea recuperado. Es de justicia. El Horno de cal merece ser conservado y dado a conocer, no merece ser un contenedor de basura. Animamos desde aquí a los vecinos de Santoña a que reclamen un mejor trato al patrimonio histórico. Algún día lo recompensará con cultura y turismo. Va siendo hora de sentir orgullo, en lugar de pena, por el legado histórico que poseemos.
 La conservación del conjunto santoñés empieza en la trinchera, a pie de obra, no en la feria turística, ni en los comunicados propagandísticos emitidos por los responsables.
 En un sistema participativo y democrático este ciudadano acudiría a su ayto y ofrecería esta información. Vistos los modos y el pasotismo administrativo que se ha asentado en Santoña, optamos por acudir a la Guardia Civil y presentar denuncia.