martes, diciembre 07, 2010

RETIRADO, EN PARTE, VERTEDERO DENUNCIADO POR BVS EN MAYO 2010

5) Entorno e interior de la cueva del Caballo (denominación popular), situada en las inmediaciones del casco urbano y bajo los depósitos de agua del municipio. Se trata de una presencia menor de envases y botellas en el exterior, la cual alcanzará aprox. las 60 muestras, y un sillón y numerosos envases en el interior. Citamos este lugar, a pesar de la menor importancia del depósito, al constatar que no existe atención hacia este punto por parte de ningún servicio de limpieza, y dada su inclusión, como los restantes puntos, dentro del entorno de protección del Monte Buciero. Consideramos que una limpieza, además de ser de justicia, podría disuadir de que se siga arrojando basura.

 Este párrafo corresponde a la denuncia interpuesta en mayo por este ciudadano. La denuncia fue presentada ante Seprona. Se envió a Dirección General de Biodiversidad y al ayto. de Santoña. Dos semanas después el propio Seprona verificó los extremos planteados en la denuncia ciudadana y dio traslado a otra denuncia dirigida a los mismos organismos.

DENUNCIA VERTIDOS MONTE BUCIERO 3-5-2010. DIRIGIDA A ALCALDÍA

 Como pueden comprobar, la denuncia era un intento de agrupar en 6 zonas los vertidos más importantes del Monte Buciero. Era necesario hacerlos visibles para que no siguiesen en una especie de limbo. Cuando la denuncia fue presentada, el ciudadano llevaba dos años intentando que las autoridades locales prestasen atención a los vertidos descritos. No se tomó nota. Fue imposible. Eso no es asunto nuestro. De eso no se informa en la emisora.

Propuesta Patrulla Buciero

 Una de las costumbres de Buciero, vida salvaje es señalar dónde están los vertidos. Otra es reflejar que las autoridades han actuado, o siguen sin hacerlo.


 En la denuncia se contabilizan unos 60 envases (botellas de cristal), eso fue en mayo. El vertedero creció durante el verano. Además, estaba acompañado por un gran número de plásticos. Es importante hacer notar cuál es el origen de este vertedero: "las nuevas generaciones". Pandillas de entre 15-18 tienen costumbre de hacer botellón en el área descrita. Aquí nadie se lleva ni un solo papel, para qué si tenemos un monte que se lo traga todo. El futuro salvaje del Monte Buciero parece garantizado, pero quizá se debiera reflexionar sobre el tipo de educación que recibe una persona de 15 años, a la cual no parece que se le haya hecho saber que un parque natural no es un vertedero. La seguridad con la que estas personas arrojan sus envases de plástico y cristal es pasmosa.


Uno de los puntos que soportaban el vertedero. Después de la actuación municipal.


Antes.


 Situación de vertedero, a 125 metros del edificio del ayto, como nos hemos cansado de señalar en el blog durante unos 240 días.


 A veinte metros de la zona en la que por fin se ha trabajado aún hoy nos encontramos esta imagen. Desconozco los motivos por los que no se ha recuperado y vuelvo a incidir con la frase pronunciada por el señor concejal de medioambiente en abril de este año...
"es importante mencionar que el espacio a limpiar es muy extenso y agradecemos que los ciudadanos nos hagan saber lo que ven respecto a la limpieza".
  
 En la denuncia también se ofrecía colaboración..."Debido a la extensión del Monte Buciero manifiesto mi colaboración, en caso de ser necesaria, para la localización de los vertidos descritos". Una afirmación realmente estúpida si tenemos en cuenta que lo primero que hicieron los políticos al hacerse pública la denuncia fue decir que el ciudadano era parte de un complot. Espero (aún) una rectificación.

 Semana tras semana, insistiremos en reflejar más vertederos y en reclamar actuaciones acordes con la realidad. De momento, Felicidades al Monte Buciero.