lunes, enero 03, 2011

CARTA A UN SEÑOR CONCEJAL

 Sr. Concejal Medioambiente ayto Santoña. En abril de 2010, a propósito de los vertidos en el Monte Buciero, manifestó usted:

"es importante mencionar que el espacio a limpiar es muy extenso y agradecemos que los ciudadanos nos hagan saber lo que ven respecto a la limpieza".

 Este ciudadano lleva un tiempo intentando comunicar lo que ve respecto a la limpieza. Hoy aprovecho para recordar un área concreta. Entre el Fuerte de San Martín y la Batería Alta de San Martín. Es deseable que se corrija. En los nueve meses anteriores no ha sido posible, pero como aquí somos persistentes... 



                                                                           (click en imágenes para obtener más detalle)

 Este área de vertidos incluso ocupó espacio en prensa...

El Mundo 17-4-2010

El Mundo 5-7-2010

 Es decir, tenemos una zona con vertidos, el ciudadano requiere a las autoridades para que se rectifique la situación. La prensa llega a publicar dos fotografías de este vertido concreto. Pasan nueve meses (sin contar los dos años previos sin blog...y sin voz) y todo sigue igual. Incluso hay visitas de políticos regionales a veinte metros del vertedero. Esta oficialidad puede llegar a ser inconcebiblemente sorda y ciega. Recuerden el premio que el gobierno cántabro le concedió al ayto. santoñés (o sea, se autoconcedió) en julio de 2010 ensalzando la gran labor municipal en el fomento de la participación ciudadana. Y todo justo cuando en prensa salían noticias que demostraban que la participación ciudadana es una leyenda que luce en los comunicados oficiales. No más. También, para matar dos pájaros de un tiro, se premiaba la honda preocupación medioambiental. La prensa y 400 fotos de vertidos parecían decir otra cosa.


 A veinte metros de un vertedero conocido por las autoridades locales desde abril de 2010, los políticos regionales y locales no tuvieron problema en exhibir su honda preocupación patrimonial y su compromiso con la conservación de la historia en fechas muy recientes. Si haber cubierto de cemento una fortificación de 1859 no les hace recapacitar, menos lo va a hacer un vertedero. La realidad es lo de menos a la hora de hacer un buen posado. Por cierto, esta fotografía institucional es de manual, quiero decir, el fotógrafo se sitúa en el sitio idóneo y dice "a la de tres, pasen ustedes, señores emperadores!". Un gran trabajo propagandístico tomando como escenario un inmueble histórico destrozado, una restauración taruga que se ha llevado por delante cientos de miles de euros. Y el pueblo a lo suyo, narcotizado y pasota. Son tiempos de propaganda, da igual que el emperador vaya en pelotas.



 Ladera que comunica los Monumentos Nacionales del Fuerte de San Martín y la Batería Alta de San Martín.

 Este blog ha dado a conocer este vertedero desde abril. Sigue en su sitio, por lo tanto vamos a insistir en reclamar participación ciudadana. Nueve meses parecen pocos para hacer justicia en un vertedero que se eliminaría en tres horas de trabajo serio.


 Cerramos esta visita al vertedero junto a la Batería Alta de San Martín con esta imagen. Estos soportes de artillería estuvieron cerca de perderse para siempre, ya que habían sido desechados en el transcurso de la "rehabilitación" del inmueble. El grave error es solo un ejemplo palpable de qué tipo de operación salvaje se ha llevado por delante este pedazo de historia. Aprovechamos para contarles que los soportes artilleros han terminado formando un bonito dibujo jardinero. Como sabrán, su emplazamiento original fue cubierto de cemento. Cuesta imaginar un atentado patrimonial de mayor gravedad que el acaecido en la Batería Alta. Finalmente ya nos hemos cargado la historia. Ya lo hemos inaugurado. Ya ha servido para hacer el paseíllo y lanzar los mensajes triunfales de siempre. Ahora no sabemos qué uso darle. Desde aquí proponemos que sea una oficina del ministerio que ustedes elijan. Difícilmente puede servir para otra cosa. Es una lástima que olvidasen ustedes que se trataba de un B.I.C, Monumento Nacional, además de una antigua fortificación con sus características y cometidos. Nada ha quedado de ello.
 Animamos a los responsables municipales y a los grupos de la oposición a que vayan tomando conciencia de que existe una Ley de Patrimonio Cultural de Cantabria. También animamos a que se elimine de una vez el vertido junto a la Batería Alta que acabamos de destrozar con unos 600.000 euros en total. Informaremos, una vez más, de la acción o inacción de las autoridades responsables.