martes, noviembre 09, 2010

BATERÍA DE LA CUEVA: MAL MOMENTO PARA SER UN MONUMENTO


Izquierda: estancia norte de la Batería de la Cueva el 15-10-2010.
Derecha: 9-11-2010.

 Otros cuatro metros cuadrados de techo han caído esta noche. La estancia norte ya no tiene cubierta, no queda ni un ladrillo. Hace menos de un mes quedaba la mitad del techo.
 La situación de la Batería de la Cueva ha motivado la interposición de cuatro denuncias desde mayo de 2010. Tres denuncias ciudadanas y una de Seprona. Desde aquí hago un llamamiento a ciudadanos y, especialmente, políticos. El inmueble y sus grabados pueden salvarse. No es necesario un gran presupuesto. Solo hace falta sensibilidad y disposición para conservar la historia del pueblo.
 De acuerdo con el artículo 89.2 de la Ley de Patrimonio Cultrual de Cantabria, la Batería de la Cueva cuenta con las mismas garantías de protección, la misma importancia, que un Bien de Interés Cultural. 

 Queda el tramo de techo de la estancia principal. Son siete vigas. Solo una llega de pared a pared. Justo en el sector en el que está esa viga en mejor estado hay una grieta de pared a pared. Los lados están haciendo cuña. Se han venido unos centímetros abajo en estos días por el peso del agua, el viento y la pura ley de la gravedad. La siguiente fotografía muestra el lugar donde el techo al completo va a colapsar (aproximadamente 45 metros cuadrados de techo).


 El techo central va a caer en breve cuando se desplome este sector, ya que va a producir un desplome en cadena. Esto significa la defunción de la estructura del inmueble. La fachada tiene dos grietas de ruptura muy pronunciadas, así como el umbral de la puerta completamente combado. La inminente caída de la techumbre de la estancia principal va a llevarse consigo los grabados navales de 1860 y una parte importante de la historia de Santoña.

 Veamos qué sucede con el patrimonio histórico en otros lugares... 


 Estos grabados corresponden a la Torre de la Lanterne, la Rochelle, Francia. Patrimonio respetado, cuidado y exhibido con orgullo. Puestos de trabajo. Economía. Cultura. Visitas gratuítas o con pago de entradas razonables. La historia puesta a rendir. Políticos y ciudadanos concienciados. Parece que estemos hablando de mundos diferentes y no de un país vecino.


 Aunque no lo parezca, por ahí andan los grabados navales de la Batería de la Cueva, Santoña, España. Patrimonio utilizado en propagandas, ferias y autobuses publicitarios en Madrid. Patrimonio que sirve para levantar una imagen falsa de excelencia y de políticos supuestamente concienciados. Ni se muestra el patrimonio, ni se protege, ni se respeta, ni se actúa cuando hay denuncias de por medio, ni se cumple la ley. Se desconoce ampliamente. Patrimonio condenado a la ruina anunciada, a la vista de todos. Grabados navales de 150 años sepultados en pintadas vergonzosas que nos describen.

 Ya hemos contado lo que ha sucedido hoy mismo con lo que le quedaba de techumbre a la estancia norte. Ya hemos denunciado, avisado y evidenciado lo que va a suceder con todo el techo de la estancia principal, con los grabados navales y con el conjunto del edificio.