lunes, agosto 23, 2010

LA RADIO DE TODOS

(Actualizado 25-agosto. Cuando se ha censurado la información de la denuncia Buciero, vida salvaje durante 111 días en la emisora pública local y cuando el señor director de la emisora se ha comportado de un modo "impropio" (sigo exigiendo explicación y disculpas, a gritar al campo de fútbol, no a un ciudadano invitado), aquí he informado convenientemente. Hoy tengo que comentar que el debate sobre vertidos (en principio parecía que iba a ser sobre patrimonio, pero no ha sido así y me alegro) ha sido abierto, libre, sin malos modos, nadie ha gritado, la gente ha sido bastante sensata y dialogante y las preguntas no llevaban "muletilla" incorporada. No había ningún partido político representado, más que el gobernante, pero en fin, carencias expresivas. Tengo que decir que me alegra que se haya hablado con libertad y que el discurso haya cambiado tanto desde abril hasta ahora (ha cambiado y mucho). Se sigue sin reconocer que en la base de la Batería Alta de San Martín se desbroza, pero no se limpia, pero bueno, todo cae por su peso y esto también caerá. Una pena que se haya preferido mantener el Faro de Caballo hecho un asco, pese a solicitar en antena ayuda del Centro Penitenciario para limpiarlo mañana mismo. Habrá que luchar para que crezca la sensibilidad de los políticos sobre el patrimonio y que tomen conciencia de una vez de su potencial. Se sigue viendo a "estos viejos edificios" como un problema, "a ver cómo se cuidan después de restaurados", "qué uso se les da". No se es consciente aún de que estos edificios tienen la historia en sus paredes y que eso interesa a cualquier visitante y puede ser un referente a nivel nacional. Además, hay una obsesión equivocada por "instalar algo", lo que sea, dentro de los edificios. Es como si en Altamira quisiésemos instalar algo que luzca, un bar, una oficina con suelos de parqué.
Me quedo con lo positivo y lo cierto es que se ha podido debatir y dialogar sin problema, por lo cual agradezco el talante de todos y el ofrecimiento de la emisora. Ahora...patrimonio. Ojalá se comprenda que el tema merece tiempo y más diálogo. Concejalía de Cultura, Director del Parque Cultural, ahí estaremos para denunciar el estado del patrimonio, ofrecer soluciones e ideas y reclamar otra mentalidad acorde con el siglo XXI.
Por último, pido disculpas a la Asociación del monte, no he querido molestar a nadie diciendo nada. Son de las pocas personas que se han preocupado por el monte en años (como se ha recordado aquí decenas de veces). Solicito desde aquí la grabación del programa para poder colgarlo en el blog.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Miércoles 25-Agosto, 11.00 h, diálogo -espero- para hablar del monte en Radio Santoña. Allí estaré con el fin de exponer los problemas del patrimonio y aportar ideas. Ojalá se pueda hacer y reine un ambiente de diálogo. Insisto una vez más, el sentido común dice que los indicados para hablar del estado del patrimonio son: concejal de cultura, director del parque cultural monte Buciero, alcaldía. Sé que lo que acabo de decir es evidente, lógico y cae por su propio peso, pero vamos a tener que insistir. Señores, si tenemos patrimonio histórico de origen militar en el monte y su estado es el abandono, si tenemos un señor director de un parque cultural y una concejala de cultura, estas dos personas, más la señora alcaldesa, son quienes deben abrir la boca. Que hable y debata quien tenga algo que decir, faltaría más, pero para hablar de fontanería nadie mejor que un fontanero. Nunca he escuchado en la emisora que para hablar del tráfico se convoque al cura, ni se convoca al concejal de festejos para hablar de empleo, ni se convoca al concejal de empleo para hablar de festejos. Espero que a base de insistir y dejar las cosas muy muy claras al final se vaya comprendiendo.

Solicito poder hablar sobre el estado del patrimonio. Si se quiere debatir, que hablen los responsables, las personas a las que les va en el sueldo conocer y defender el patrimonio. Dicho queda para que vaya cayendo por su propio peso. Ya está bien de que el sentido común esté siendo el menos común de los sentidos.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
para alexmaccione@*******.com
fecha 22 de agosto de 2010 18:08
asunto Solicitud para que se informe a los oyentes sobre el estado del patrimonio

A la atención del director de la emisora municipal de Santoña, la radio de todos.


Vuelvo a solicitar que en mi emisora se pueda hablar sobre el estado del patrimonio, educada y civilizadamente, recorriendo con pelos y señales la situación de ocho de las once fortificaciones del monte Buciero, titularidades, ley de Patrimonio, soluciones, estado real a día de hoy y modo en que se vende un patrimonio que está abandonado, sin protección, con una policía local que pasa absolutamente del tema aunque la ley exija su intervención en defensa de estos inmuebles. Quiero hablar, tengo derecho a hacerlo. Solicito tiempo para poder hacerlo sin presión, sin gritos, con libertad y democracia. Si se quiere, si hay disposición, debatiré otro día que usted decida sobre el mismo tema, Patrimonio, con Francisco Leno, con la alcaldesa y con la concejala de Cultura. Tres contra uno, dos contra uno, o uno contra uno (me expreso así para que se me entienda con brevedad, no me planteo un encuentro de boxeo con nadie, quiero que se proteja el monte, el que quiera remar en esa dirección que lo haga). Ninguna de estas tres personas han dicho ni una palabra sobre el estado lamentable del patrimonio desde abril. Eso sí, se han hecho fotografías en la cubierta de la única fortificación restaurada y en estado digno para proclamar que todo sigue siendo bonito y maravilloso.

Quiero que se me permita hablar. Lo mismo que me ha permitido una emisora privada, Cadena Ser. Un lugar al que vas, te atienden con educación, no te preguntan cosas como, "tú, ¿por qué denuncias?". Quiero lo mismo en "La emisora de todos", para que empiece a dejar de ser la emisora de "todos los que no molestan ni incordian hablando de la realidad" y para que se conozca perfectamente cuál es el estado del patrimonio.

Si no obtengo respuesta, volveré a insistir presentando requerimiento en el ayuntamiento y acudiendo a los medios privados para denunciar esta situación. Al juzgado en última instancia.

Recuerdo que mi solicitud efectuada el Lunes 16 de agosto es para hablar de patrimonio. Creo que fui muy claro. No comprendo que se me plantee hablar con tres personas que no tienen nada que ver con el patrimonio. Hay una concejalía de cultura, hay una alcaldía y hay un director del parque cultural monte Buciero. Ellos son los indicados para el pertinente debate. Hablemos, debatamos, quedemos retratados. De momento solicito hablar durante el tiempo que se disponga. Luego, otro día, debato con estas tres personas todo el tiempo que estimen. Si se desea hacer otro debate sobre vertidos y áreas degradadas del monte y se me invita, iré, si bien recuerdo que en el ayuntamiento hay más partidos políticos que el gobernante. También recuerdo que el miembro de la Asociación del monte Buciero trabaja para el ayuntamiento. Por favor, que nadie me lo intente vender como un debate abierto. Seamos serios. Los miembros de la asociación del monte tienen mi respeto por la labor que han hecho, pero están silenciados por imperativo laboral. Así de triste es esta democracia participativa. Si se quiere hacer un debate sobre vertidos, hablemos todos, encerronas en Pamplona.

De cualquiera de las maneras, deseo dejar claro que asistiré a cualqiuer intervención en la emisora con medios de grabación de audio y video en previsión de incidentes bochornosos y asquerosos como los acontecidos la primera vez que he acudido a mi emisora. Basta ya. Si se produce cualquier tipo de incidente la guardia civil se personará a mi requerimiento y levantaré denuncia.


Un abrazo y espero una respuesta seria y acorde. Llegado el caso, actuaré en consecuencia. Quiero y exijo vivir en un pueblo sin censores. Democracia y participación. Ni soy estúpido ni consiento que me tomen por tal.