jueves, julio 01, 2010

CONDICIONES MÁS DIGNAS PARA FUERTE SAN CARLOS

 Muy buenas noticias...todas las fotografías que este blog contiene denunciando el estado deplorable de la galería acasamatada del Fuerte San Carlos deben ser actualizadas. Sigue vigente el estado de deterioro, las pintadas, losas robadas, estalactitas, etc. Sin embargo, cada centímetro del pavimento de dicha galería ha sido limpiado. Hoy luce muy diferente. Huele diferente. 



 Estas dos fotografías son una pequeña muestra de cuál era el estado del Fuerte San Carlos. Ustedes ya lo conocen si lo han visitado en los últimos treinta años o si han visitado este blog de denuncia en los últimos tres meses. La galería acasamatada era un lugar sombrío y nauseabundo, promocionado hasta más no poder, pero sin un solo cuidado por parte del titular, ni del ayto. 
 Aquí hemos repetido una y otra vez lo que dice la ley. Que si el inmueble tiene titularidad privada, el titular está obilgado a conservarlo y protegerlo. No obstante, el abandono de décadas clama al cielo y requiere medidas. Para empezar, el artículo 6 de la Ley de Patrimonio Cultural de Cantabria deja claro que el Ayto. de Santoña es igualmente responsable de la conservación. Desde niño he venido escuchando aquello de "es que es privado, no podemos limpiarlo", cuando con ocho años, sin saber nada de la importancia del sitio ya me parecía un poco raro que la gente hiciese sus necesidades en lo que a mí me parecía un castillo de película. Aquí, humildemente, hemos venido demostrando que lo de la privacidad de San Carlos era una afirmación cómoda surgida del desconocimiento de la ley. Una muletilla recurrente con la que los políticos locales de los últimos treinta años han venido limpiándose las manos en lo que a la protección del Fuerte San Carlos se refiere.
 La buena noticia es que entre el día 23 de junio y hoy, 1 de julio, el suelo de la galería acasamatada ha sido limpiado a conciencia. Cada rincón y tramo de la galería ha sido convenientemente saneado. Es la primera vez en mi vida que entro al lugar y no tengo que encoger la nariz por el olor a excrementos y orín (lamento ser tan gráfico). En las losas que conforman el suelo no hay ni rastro de envases, cristales, ni los objetos voluminosos que ya empezaban a tomar sitio. Recuerdo que lo último había sido la aparición de un monitor de ordenador, el cual se sumaba a la enorme cantidad de inmundicia variada. 
 No importan mucho las circunstancias que han motivado la decisión de cumplir la ley y darle un poco de dignidad al edificio. No importa si ha sido la presión de los medios de comunicación, la presión de cada vez más ciudadanos, la denuncia efectuada desde este blog, o la llegada del verano. No importa. Aplaudimos y felicitamos al responsable de tomar la decisión. El Ayto. no puede seguir usando la muletilla "es que es privado". Basta ya. El Fuerte San Carlos es uno de los emblemas de Santoña. Estoy cansado de ver a visitantes tapándose la nariz. Estoy cansado de tapar mi propia nariz. Estoy cansado de que la historia sea pisoteada y ensuciada. La limpieza de San Carlos sólo puede ser recibida como una excelente noticia. Eso sí, sólo puede entenderse como un pequeño paso hacia un escenario muy diferente y acorde con el siglo en el que estamos.
 El lugar sigue abandonado. La policía sigue sin acudir cuando un ciudadano llama,  en cumplimiento de la ley,  para que los agentes impidan macrobotellones en su interior o acceso de furgonetas al segundo nivel. La obligación de atender esos requerimientos aún no les ha quedado clara. Las pintadas masivas siguen en su sitio y los alojamientos repartidos por toda la fortaleza siguen con sus montañas de vertidos. Las losas que alguien robó hace tiempo siguen dejando un hueco llamativo en el suelo de la galería. Estalactitas y estalagmitas siguen creciendo en alguno de los arcos. Hay mucho por hacer en esta fortaleza impresionante, no cabe duda. Aquello de "PUTOS VASCOS" continúa dando la bienvenida en la entrada misma del inmueble (en mi opinión no es una buena idea mantener la pintada, pero quizá son técnicas nuevas de promoción turística, si ustedes me permiten la broma).
 Una buena alegría para cualquiera que se preocupe por el Monte Buciero y su patrimonio. Aplaudimos a dos manos que el Ayto. haya rectificado. Por favor, retiren la coletilla de su vocabulario. En efecto, San Carlos es privado, lo cual no influye para nada en que el lugar ha de ser conservado y protegido por el Ayto (y por todos y cada uno de los visitantes, basta de vida salvaje, las cabras que a veces visitan San Carlos tienen bastante más educación que muchos "ciudadanos" y tratan el inmueble con mayor respeto, y esto no es broma).

 Ahora la pelota está en el tejado de los ciudadanos. El Ayto. ha cumplido al menos con un adecentamiento del sitio. Se ha retirado también un andamio que yacía mal tirado en el nivel superior. Es momento para que el ciudadano visite, disfrute, se interese por la historia y la viva un poco desde estas piedras. O simplemente vaya de merienda con la familia y contemple la bahía. No va a ser comprensible que sigamos aparcando sobre la galería de un Monumento y Bien de Interés Cultural. No va a ser comprensible que usemos sus rincones para desalojar los intestinos (háganlo entre las encinas, es biodegradable). La vida salvaje que venimos denunciando desde primeros de abril del presente año va a ser puesta a prueba en el Fuerte San Carlos.

 Seguiremos denunciando (ante los tribunales, ante la administración autonómica, en estas páginas, en medios de comunicación y telefónicamente a través de Guardia Civil y Policía Local) toda agresión a ésta y todas  las demás fortificaciones del Monte Buciero. Tiempos mucho mejores para el patrimonio son deseables. Se puede y debe conseguir. 
 Felicidades al Fuerte San Carlos y al responsable municipal que ha tomado la decisión de darle un poco de dignidad. En miles de pueblos y ciudades se matarían por tener una joya de este tipo. Empieza a ser poco entendible que no nos demos cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario