martes, junio 08, 2010

RESULTADO DEL ENCUENTRO CON EL DIRECTOR DEL PARQUE CULTURAL MONTE BUCIERO

  Hasta hoy hemos evitado referirnos a personas, cargos, representantes. El objetivo es plantear seriamente las pruebas del deterioro del monte y su patrimonio histórico. Nada de confrontaciones con nadie, ni afirmaciones subjetivas o acusaciones lanzadas al aire  sin un fundamento muy sólido.  Después ha llegado el tiempo de la denuncia sobre papel. Que la ley se cumpla. Para tal fin hemos interpuesto ya varias denuncias (una describiendo con pelos y señales seis áreas de vertidos, otra referida al estado de Batería de la Cueva) e informes (informe sobre estado del patrimonio contenido en el monte). Luego hemos requerido el trabajo de Seprona para que interponga denuncia por los mismos hechos una vez verificado cada extremo.   Estimo que cualquier lector del blog ha podido comprobar que ése ha sido el modo de actuar de este denunciante.  He intentado mantener al margen mis opiniones y cuando he expresado una, he iniciado la frase con un "en mi opinión". Desde la primera línea he necesitado mantener esos principios claros. Hoy el devenir de los acontecimientos me ha llevado a un encuentro con el Director del Parque Cultural Monte Buciero. Hoy me van a permitir que me exprese con rotundidad y señale con el dedo. Trataré de explicar por qué lo hago.


 Acabo de asistir a un episodio lamentable en el que un servidor público que cobra 40.000 euros (miento, son 38 mil y pico, no emito juicio sobre el importe del fichaje, aunque considero que el dato es de interés y debiera conocerse) y es Director del Parque Cultural Monte Buciero, desprecia mi interés por hacerle conocer la situación del propio monte. Desconoce la Ley de Patrimonio Cultural de Cantabria, así como el estado real del peñasco. He recibido un trato que no tolero, ni es acorde con los usos de una sociedad democrática. Indudablemente este señor no sabe que estoy pagando su sueldo, ni comprende lo que es contestar a un ciudadano que pide información educadamente y conoce su derecho a obtenerla. No consiento que no me haya explicado cuál es su trabajo y, sobre todo, no puede consentirse ni un día más que un cargo sostenido con dinero público no muestre ningún interés (ni de obra, ni de palabra) en la lamentable situación del Monte Buciero. Eso es lo grave. Diré más, y a las pruebas me remito, desde el inicio de la denuncia, su mayor preocupación ha sido negar la veracidad de lo denunciado. Las cuatrocientas fotografías han debido de caer sobre su mesa, no como información que refleja una realidad contra la que luchar (para que el producto que él vende llegue algún día a ser EXCELENTE). Han caído sobre su mesa como pruebas muy, pero que muy, incómodas y desestabilizadoras. La estrategia del Sr. Francisco Leno ha sido clara desde el día uno: este tema lo silenciamos, que la realidad no estropee una bonita campaña de venta de producto. Lo lamento, la realidad por desgracia va a continuar desmoronando la campaña propagandística como una riada. Así de penoso es el trato que ha recibido el monte durante demasiados años. Era fácil de imaginar, ¿no cree?, ¿cuándo se le ocurrió darle la vuelta a la realidad y hacer una parque al estilo Walt Disney, pese a que aquí el Castillo de la Fantasía sea un retrete y al ratón Mickey se le vean los costurones en el traje? Solicito su destitución.  

 Recojo su desprecio a la preocupación de este vecino por el Monte Buciero como el mayor empujón a esta denuncia. Basta de despropósitos. Siga disfrutando usted de su sillón y aférrese a él con todas sus fuerzas. En mi opinión, usted no era el más indicado para reirse de 400 fotografías que demuestran innegablemente el estado de degradación de varias zonas del monte. He ido a su despacho con una intención que usted  en ningún caso debiera haber menospreciado de tan deplorable manera. Ha repetido usted cuatro veces "si quieres información te vas donde los políticos". Esto es como ir a una comisaría de policía después de recabar pruebas de un crimen, vas a facilitar la información y el responsable se ríe de las pruebas, te dice que no va a hacer nada y te remata..."vete a pedir explicaciones a los políticos...". Básicamente es lo mismo que decir "vete a tomar..." y no creo que en su puesto usted esté habilitado para actuar así. 




 Por negar, ha llegado a negar que él haya hecho declaraciones a los medios de comunicación en referencia a la denuncia de este ciudadano, ha pretendido intimidarme asegurando que he hecho crícitas en base a declaraciones que él no ha realizado...


Declaraciones Director del Parque C.M. Buciero a TVE  


...por cierto, declaraciones en las que pretende que siga colando eso de "San Carlos es privado, el ayuntamiento no puede hacer nada"... demostrando que, o bien desconoce la ley, o bien tenía mucha necesidad de echar balones fuera y lavarse las manos. Hoy mismo pretendía adornar la penosa reunión utilizando de nuevo la frase aprendida..."es privado...". Este servidor público ha considerado una genial idea promocionar San Carlos. Para eso no era privado. Nadie publicita un refresco con grumos, caducado y con un color poco apetecible.  


 Ley Patrimonio Cultural de Cantabria
Artículo 6. Colaboración de las Corporaciones Locales.

1. Los Ayuntamientos, Mancomunidades y otras Entidades Locales tienen la obligación de proteger, defender, realzar y dar a conocer el valor de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Cantabria que estén situados en su término municipal. (mientras no se demuestre lo contrario, San Carlos sigue estando en el término municipal de Santoña, independientemente de quien ostente su titularidad).


2. Les corresponde, asimismo, adoptar en caso de urgencia las medidas cautelares necesarias para salvaguardar los bienes del Patrimonio Cultural de Cantabria que viesen su integridad gravemente amenazada. (lo cual debe aplicarse con carácter inmediato sobre la Batería de la Cueva, tal como hemos pedido con otra denuncia y solicitará Seprona en los próximos días).


 También suelta en esas declaraciones el ya famoso "sí,  hay algún vertido, pero en sitios inaccesibles" (con la boca muy chica y después de un mes de negación), con lo cual dejaba bien claro cuál era su intención de preocuparse por conocer la realidad y cambiarla.  
 Días después su versión quedó desmentida por la extensa denuncia presentada por Seprona a instancias de este vecino. Hasta ese momento asistí a episodios surrealistas que es mejor olvidar. El 23 de mayo nos metimos a esos lugares inaccesibles (sin ser precisamente un portento atlético o un avezado alpinista) y por fin se hizo visible ante los ojos de varios políticos locales (alcaldesa, varios concejales) una pequeña representación de los vertidos. Los vertidos primero inexistentes, luego inaccesibles, por fin cobraron vida y resultaron ser perfectamente accesibles.
 
 Por concluir, desde hoy todo me empieza a encajar y estoy más cerca de comprender cómo es posible que haya una brecha tan gigantesca entre la realidad y el mundo de la propaganda turística con la que se pretende vender al universo un retrete cultural. En aras de una gestión seria del monte exijo, como ciudadano libre, un cambio brusco en la política que se está perpetrando. Sin animadversiones (no me afecta el desprecio lamentable de esta mañana, sólo me apena que esta persona gestione el dinero público).


 Sr. Director del P.C.M.Buciero, aquí no estoy para pinchar a nadie, no me preocupa su cargo, su sueldo o su sillón, tampoco me preocupa haber presenciado en primera fila su trasnochado modo de proceder. No pienso gastar energías en eso. Estoy aquí para denunciar la situación del Monte Buciero y aspiro con muchas ganas a que pronto se dé por difunta esta política equivocada de la cual usted es el mayor abanderado. El monte no es una Coca-Cola que tenemos que empaquetar y vender con preciosas fotos. Seré muy directo. El monte tiene toneladas de vertidos: hay que retirarlos y regenerar amplias zonas degradadas (busque aquí mismo para informarse, bueno, ahora que lo pienso, usted tenía el blog fotocopiado en su despacho, así que es posible que sí conozca los vertidos, gracias por visitarnos). El monte tiene una batería que va a colapsar, un polvorín-establo, un fuerte cerrado desde hace muuuchos años, otro que produce náusea, otro en el que se planea un Hotel, antenas incomprensibles, restauraciones contrarias a la ley, baterías donde pasan los años y se sigue diciendo que es imposible quitar un somier porque el somier ya ha generado derechos: hay que trabajar y corregir todas estas realidades. Obviamente, los problemas que acabo de repasar no están en su agenda. Es la agenda del Buciero, no la suya.
     
                                               *************** 
 

  He perdido el tiempo y me he desviado del objetivo de la denuncia. Es curioso el modo en que un gestor de los dineros públicos puede llegar a convertirse en un pequeño emperador que crea nuevos problemas y se muestra incapaz de reconocer los existentes. Es una pena. Conclusión: pasamos página y damos entrada en el ayto. a un requerimiento para que se distituya a este servidor público. Continuamos como si no hubiese pasado nada, sólo que con más convencimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario